Random Posts

Con la tecnología de Blogger.

Labels

Followers

Blog Archive

Labels

Sitios de interés

Labels

scrolling

Design

Technology

Circle Gallery

Shooting

Racing

News

Bottom

» » » » » » » » » SE DESPIDE EL CARTONISTA MALBERTO "EL LYON" DE ESTE MUNDO...

SE DESPIDE EL CARTONISTA MALBERTO "EL LYON" DE ESTE MUNDO...
 

Emulando la columna de Adela –dice “emula”, no “eh, mula”..., aunque también en este caso y conociendo a la susodicha, encajaría perfectamente.
 
Bueno, en realidad la página original del Lyon, el Carecochi y varios monitos dedicados exclusivamente a divertir y dar carrillas, comenzó allá por 1988, a invitación de Don Jesús.
Yo en ese entonces le chambeaba a “Novedades” en Mexicali, que pasaría a ser “La Crónica” y “Frontera” –Tijuana, con cartones diarios y páginas de humor– dirigida por mi inolvidable amigo Adolfo Sánchez, y Sergio García y el apoyo siempre incondicional de los Hermanos Healy. 
 
Aquí en ZETA empezamos como “ZEPA”, nombre demasiado corto y mamón que luego pasó a ser Macuachadaz –Macuache: el chalán o macuarro–; Macuachadaz: Aventuras de macuarros, se puede decir.  
 
Pues la página fue gustando y su servidor y sus monos actores echándole ganas.
Imagínense un caballo de dos patas, o sea el Bipedopenko, el Gato-Mare, un Chivo volador –el Chivóptero–, ante los gruñidos de Don JJB (José Jesús Blancornelas) que no le terminaba de convencer y varias veces me hizo saber que él quería los monos finos estilo Naranjo (Sí, Chuy, decía yo en mi pensamiento, este bato quiere contratar a Gloria Trevi pa’ que le cante ópera).
 
Las Macuachadaz se enviaban cada miércoles por paquetería ABC. Aún estaba lejos el tiempo de las compus e internet.
 
“Toma Chango tu Birote”
...Y varias frases más que se fueron incorporando poco a poco...  “A la birria, pecadores”.
“A la gloria sin zapatos”, “¡Patitos a la laguna!”.
 
Cada semana, se hacía un choteo de algún suceso político, deportivo, raro, temblores, inundaciones, etc.
 
Por cierto, creo recordar que la primera Macuachada trata de la huelga de hambre que hizo “El Maquío” en protesta por las elecciones aquellas donde se cayó el sistema (1988) y la rompió al tercer día; eran días de posadas y comilongas navideñas... El Lyon –gacho el bato– se puso a un lado de la tienda de campaña de Clouthier con un cargamento de apetitosos tamales, tacos, pavos.
 
Dije “creo recordar” pues nunca guardé archivos y son muy escasos los originales que existen.
Ya cada semana era costumbre empezar el primer cuadro con El Carecochi o El Quentoki llegando a la guarida del Lyon con su saludo: “¿Qué pappsop?, compa”.  De ahí seguía el desmadre típico sin pies ni cabeza.

 Hasta don Jesús llegó a ser ironizado como Blancornfleis; Adela como Adeliz, siempre haciendo berrinches y corajes por culpa del Lyon. Recuerdo que los monos la acusaron ante la señorita Laura de explotarlos.
 
En uno de esos extraños comportamientos de este su servidor, poco a poco fue cediendo su ego de protagonista y le fue dejando el terreno libre al Carecochi, quien se convirtió según esto en el monero, argumentista, director de cámaras y todólogo. Un gran actor “primo de Porky” según él, que nadie se la cree, pero en fin.
 
Lo que me encantaba del Carecochi, que de repente y bajo el influjo de un café Marino, empezaba a hablar y actuar a velocidad más rápida de lo que lo podía seguir, así que bosquejaba y escribía casi en taquigrafía –en un par de horas tenía listas varias páginas que ni yo mismo sabía de qué se trataban– dormitaba un poco y comenzaba a revisar soltando unas carcajadas de las ocurrencias del mono, que ya había rebasado mi consciente.
 
En fin; pasado el momento de creatividad y trance, yo no quería saber nada de monos y cochis, solo vivir la vida campestre entre leña, piedras, adobes....y música, mucha música con mi instrumento favorito: la armónica, muy lejos… lejos de la socialité.
 
Así pasaron varios años, hasta completar 1,200 páginas de Macuachadaz, 5,400 páginas de Chicali News, y 11 mil cartones....
 
Hoy me despido sin ninguna tristeza y sin ningún discurso de Arturo de Córdova. La vida me dio mucho, aunque le pedí poco. Me dio mis hijos, mi motocicleta, leña y piedras… pero también me dio cerveza por galones sin límite ni medida, y ahora me está cobrando facturas atrasadas, acumulada con intereses y recargos por muchos años de excesos.   
 
Que Dios los cuide a todos y cada uno y a mí que no me olvide. 
Mil gracias.
 
Alberto LEÓN y los Carecochis
 
 

About Ramsés II

WePress Theme is officially developed by Templatezy Team. We published High quality Blogger Templates with Awesome Design for blogspot lovers.The very first Blogger Templates Company where you will find Responsive Design Templates.
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua